Blog

La palabra DevOps está pisando fuerte en las compañías pero ¿todas las compañías saben exactamente de qué se trata este concepto? DevOps es esencialmente un cambio cultural y una forma de colaborar entre equipos (específicamente en Desarrollo y Operaciones) y está enfocado en optimizar el flujo de desarrollo, sin dejar de lado los objetivos del negocio, trabajando en la mejora continua de la comunicación, la colaboración y en compartir responsabilidades.

¿Cómo podemos aprovechar este enfoque desde el área de reclutamiento? Pensemos un momento en el proceso: existe un equipo (hiring managers, entrevistadores,líderes técnicos), un requerimiento, un plazo, distintas fuentes de reclutamiento, entrevistas a personas, feedbacks, contrataciones e inducciones.

En un mercado en donde los candidatos tienen la posibilidad de elegir dónde trabajar, idear una experiencia de calidad durante el proceso de selección puede marcar la diferencia deseada: escuchar y dar una respuesta rápida permite lograr que los resultados se den en tiempos más cortos.

La base de la metodología DevOps consiste en una organización alineada e integrada, por lo que en un proceso de reclutamiento, necesitaremos de la colaboración entre las áreas de HR y Operaciones para alcanzar las metas.

Te dejo algunos tips para ayudarte a aplicar la metodología DeVOps en tu proceso de reclutamiento:

  • Cambio cultural de toda la compañía: necesitas evangelizar a tu empresa entera, entendiendo que sin equipos colaborativos el proceso de reclutamiento y los procesos de negocio, estarán en riesgo. Necesitas el apoyo de la persona responsable de HR, de la persona responsable de Operaciones y del CEO.
  • Sé rápido y eficiente: identifica las fuentes de reclutamiento, dónde están las personas que te interesa contactar y no gastes todo el presupuesto en avisos pagos (Job postings en portales de empleo). Enfócate en conversión.
  • Automatiza los procesos, ¡haz el trabajo más fácil! Trabajar en la planificación con el equipo y cada una de las tareas ayudará a ganar tiempo y dinero. Existen herramientas que te ayudan a ser más eficiente y automatizar tareas: integración de páginas web con ATS, inteligencia artificial y tantas herramientas como creas útil. Sin embargo considero que es más crítico pensar en un proceso contínuo a lo largo de todo el año. Recluta aún cuando no estés reclutando, pasando de un proceso reactivo a uno proactivo.
  • Comunicación, retroalimentación y testeo: necesitas ir ajustando los requerimientos con hiring managers, escuchar las expectativas de las personas participando del proceso y tomar feedback de los involucrados para innovar. Es necesario crear canales abiertos y sinceros de comunicación con los equipos internos y con tus proveedores.
  • Apoyarte en partners puede ayudarte a lograr un mejor rendimiento. Tus partners pueden ser:
    • Consultores externos.
    • Agencias de reclutamiento alineadas a la compañía. Tienes que construir una relación con tus proveedores, darles previsibilidad y hacerlos parte de la compañía. Es una buena estrategia para tener más resultados.
    • Agencias especializadas en marca empleadora (Employer Branding). Es importante que tengas en cuenta que no se construye de un día para el otro; debes comenzar paso a paso a construir una buena reputación como marca y a posicionarla como tal.

Ahora, ¿estás preparad@ para aplicar esta metodología a tu proceso de reclutamiento?

 

Por Celeste Garijo.

Top